Tecnología Para Todos

Como crecen los bytes

Desde que comenzó la informática, hubo que crear nuevas medidas de capacidades, pues como lo digital se basa, casi todo en ceros y unos, se debe utilizar un sistema binario, de base dos, y no de base diez como es el sistema decimal, el más utilizado en el mundo(centímetro, décimos, etc.).
Es por eso que Ud. siempre ve que no son números redondos (con ceros a la derecha) la cantidad de unidades de información, y si escucha hablar de 1024 bytes, o de 256 megas.

Obviamente, todo tiene su razón, ya está estandarizado, está escrito y explicado, pero a veces conviene resumir todo esto en un simple cuadro para entenderlo mejor. Es que al universalizarse el uso de la informática, y al ser las computadoras, una herramienta que traspasado fronteras, idiomas y culturas, es necesario tener los fundamentos claros, para facilitar la comprensión, ya que en la escuela lo que se enseña es solo el sistema decimal o de base diez.

Es necesario tener bien en claro que una magnitud de medida es el byte y otra muy distinta y más pequeña es el bit, la abreviatura de Binary Digit, o dígito binario en español. En realidad, ocho bits forman recién un solo byte. Al menos, así es ahora, ya que al comienzo el tamaño del byte no era este y cada marca lo manejaba de acuerdo a sus necesidades, ya que los había de 3 a 9 bits, llegando en el caso de la Hollerith a 12 bits. Pero todo se estandariza, y en la década de 1960, el auge de las IBM S/360, provocó que el byte se unificara en torno a los 8 bits, o al octeto. La traducción de byte, según la Real Academia Española es la de "octeto".

El LHC generará unos diez petabytes de datos por segundo. No hay tecnología en el presente para procesar o almacenar esta inmensa cantidad de información, por ellos los científicos han desarrollado sistemas de filtrado que tomarán una muestra de alrededor de 100 eventos por segundo, mediante un programa que reconocerá aquellos más prometedores. Aún así, el Gran Colisionador de Hadrones grabará aproximadamente 15 petabytes de data cada año, es decir, suficiente para llenar totalmente 15.000 discos duros de un terabyte cada uno.

Pero no solo es cantidad, sino la posición de cada bit en la serie ordenada con base binaria(de a dos), pues justamente su posición permite armar mayor cantidad de combinaciones. Por ejemplo, con solo dos dígitos (cero y uno) puedo armar cuatro combinaciones, según donde coloque cada dígito. Imagine entonces, a miles de dígitos tendrá billones de combinaciones. Es así como se obtiene una medida intermedia entre el bit y el byte, llamada nibble, que son solo cuatro bits, o sea la mitad del byte.

A esta altura muchos estarán pensando y porque usaron el sistema binario en vez del decimal. La razón es simple y va de la mano con la electricidad, que es el combustible de la teoría de la información. Que la electricidad le indique inequívocamente dos alternativas es simple, prendido o pagado, pero que indique inequívocamente diez alternativas, es muy complicado, y en la mayoría de los casos casi imposible. Se podrán usar ciclos, AC o DC, o intensidades, pero eso complicaría en grado sumo las mediciones y la exactitud del sistema. Al hacerlo con un sistema base dos, o binario, se simplifica todo muchísimo, ya que apagado (sin electricidad) es un cero, y prendida (con electricidad) es un uno. Simple, rápido, seguro, inequívoco.

Como toda evolución, la informática fue creciendo y se ha generalizado en todo el planeta. Su uso es aplicable a casi cualquier actividad, sea social o mecánica, e incluso ha armado un mundo exclusivamente digital, que roza con la fantasía. Al crecer tanto, sus magnitudes se han elevado, y es necesario ir aumentando el sistema de mediciones, pero manteniendo la base binaria, que es el núcleo del sistema, al menos hasta que inventa algo muy distinto.

Es así como los bytes se fueron multiplicando y acumulando. Al multiplicarse en altas escalas, fue necesario volver a la notación matemática de las potencias, utilizable también en el sistema decimal. Siempre supimos y sino lo aprendimos, que en matemática se puede escribir el mismo resultado de diferentes formas, sin cambiar su magnitud. Aquí ocurre lo mismo, y se resumen las medidas de los bytes en el siguiente cuadro, que seguirá evolucionando.

Cantidad

Unidad de magnitud

Ejemplo

1 Bit

Unidad mínima de almacenamiento digital

0 y 1

8 Bits

 = 1 Byte

1024 Bytes

 = 1 Kilobyte

Un archivo de texto plano, 20 kb, por ejemplo, un mensaje SMS

1024 Kilobytes

 = 1 Megabyte

Un archivo de audio comprimido con mp3 puede medir aproximadamente 3 mb

1024 Megabytes

 = 1 Gigabyte

Una película en DivX, 1 Gb

1024 Gigabytes

 = 1 Terabyte

800 películas, 1 tb

1024 Terabytes

 = 1 Petabyte

Toda la información de Google, tiene entre 1 y 2 petabytes

1024 Petabytes

 = 1 Exabyte

Internet ocupa entre 100 y 300 Exabytes.  Una biblioteca nacional digitalizada podría tener un petabyte, a lo sumo dos

1024 Exabytes

 = 1 Zettabyte

Ya no existe un ejemplo real… Todavía

1024 Zettabytes

 = 1 YottaByte

1024 YottaBytes

 = 1 Brontobyte

1024 Brontobytes

 = 1 GeopByte

El prefijo peta viene del griego πέντε (penta), que significa cinco. Está basado en el modelo de tera, que viene del griego 'monstruo', pero que es similar (excepto una letra) a tetra, que viene de la palabra griega para cuatro y así peta, que viene de penta. En ambos casos, pierde la tercera letra "n". El cuadro ha seguido la escala de magnitudes en base al idioma griego.

Recuerde que la base no es mil sino 1024, y que a los 1024 bytes se llegan de elevar a la décima potencia la base dos del sistema (210=1024), o sea que multiplica 2 x 1=2 y este resultado otra vez por dos, lo que da cuatro, y así sucesivamente, 16, 32, 64, 128, 512, y llegamos a 1024, luego de repetir el proceso(potencia) diez veces. No olvide esto, pues es esencial para comprender la escalabilidad de las magnitudes del cuadro insertado.

Un CD convencional (para música o datos) puede guardar algo más de 700MB, ó 0,7GB. Un DVD normal (los Blu-Ray tienen mucha más capacidad) almacenan alrededor de 5GB de información

Como puede observar, todo tiene su explicación, y la matemática bien aplicada, una vez más nos ha ayudado a crecer.

El objetivo del presente artículo es resumir la historia de cómo avanzaron las magnitudes digitales, y saber que las mismas tienen mucho futuro aún por delante. Hoy en día todo se mide en Gigabytes, pero en los años ochenta, con pocos megas se hacía cualquier proceso de gestión comercial, y con holgura. Claro está, cada día hay más complicaciones, más opciones, más estándares, en fin se magnifican y complican todos los procesos. Es así que hoy las computadoras casi manejan cualquier proceso, y en la década de 1980, las computadoras eran herramientas casi artesanales, y no gobernaban por si solas, la vida social ni comercial real.

Para tener una idea, la biblioteca completa del Congreso de EE.UU. se puede albergar digitalmente en menos de 10 Terabytes, capacidad que hoy tiene cualquier centro de datos corporativo, pues ya muchos de ellos -los más grandes- tienen capacidades medias en Petabytes, como Google, por ejemplo.

Entonces, como corolario, el tamaño que se acumule de información puede tener un costo en moneda mayor o menor, pero no tiene límite físico, pues existen las magnitudes mayores en varios millones de veces(e.g.: brontobytes).

Información complementaria: Nombres para números grandes.

Fuente: Dr. CP Jorge E. Sosa González – paginadigital.com.ar

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba