Acta científica

Los repositorios institucionales, una alternativa a las revistas científicas

A las revistas científicas les ha salido un potencial competidor, los repositorios institucionales, una propuesta centrada en la creación de archivos, accesibles libremente a través de Internet, que reúnen los trabajos de la comunidad investigadora.

La propuesta ya ha comenzado a adquirir fuerza en las universidades españolas y otras instituciones. Con motivo de un curso de verano de El Escorial, bibliotecarios, investigadores y otros expertos han discutido sobre la posibilidad de transformar el actual sistema de difusión científica.

Surgido hace unos años en el mundo anglosajón, el movimiento "open access" (acceso abierto) pretende la puesta en marcha de archivos digitales y repositorios (armarios) institucionales que permitan el acceso, sin barreras ni restricciones, a los trabajos científicos financiados con fondos públicos.

Los primeros pasos para acelerar el novedoso proceso se dieron en diciembre de 2001, cuando el Open Society Institute abanderó en la Declaración de Budapest la enunciación de los principios del acceso abierto. El fin primordial de este movimiento internacional es conseguir "la disponibilidad universal del conocimiento humano generado por la comunidad científica y académica" y acabar con el monopolio de difusión que tienen actualmente las revistas especializadas.

La directora de la biblioteca de la Universidad de Alcalá y una de las coordinadoras del curso inaugurado esta semana, María del Carmen Fernández-Galiano, explicó a Efe que este sistema permitiría, entre otras ventajas, "disponer de los trabajos de manera inmediata, reducir los costes de las publicaciones científicas, además de aumentar la visibilidad de las investigaciones".

Fernández-Galiano cree que algunos de los principales inconvenientes, además de la falta de apoyo institucional, es el desconocimiento de la propuesta entre los investigadores, así como los intereses comerciales de las editoriales científicas y los derechos de autor. "Hay que concienciar a la Administración de que debe liderar esta iniciativa y de que debe prestar apoyo económico para que los investigadores perciban los beneficios de esta forma de comunicación científica", señaló.

Esta universidad es una de las instituciones que han iniciado ya su andadura hacia la recopilación en Internet de las obras de sus investigadores. No es la única, ya que el Consorcio Madrileño, integrado por las universidades madrileñas y la UNED, tiene entre manos un proyecto para la creación de un portal de acceso abierto. "El proyecto se encuentra en un estado inicial y es probablemente el más avanzado de España", dijo Alicia López, bibliotecaria de la UNED y una de las coordinadoras de un weblog sobre "open access", integrado en el portal de madri+d.

López indicó que el objetivo es la creación de una plataforma digital de acceso único a todos los trabajos de la comunidad científica e investigadora de la Comunidad de Madrid. Además, incluye la futura puesta en marcha de una red de repositorios institucionales coordinados por las universidades e instituciones que lo soliciten y que sean los propios investigadores los que "auto-archiven" sus trabajos.

Sin embargo, según los impulsores de la propuesta madrileña, la mayoría de los autores ceden en exclusiva los derechos de distribución de sus artículos a las revistas científicas. Además, en España existe un obstáculo añadido, ya que es necesario que los científicos sean citados en el Indice de la Sociedad de la Información (ISI) para que sus publicaciones cuenten a la hora de evaluar su trabajo.

De momento, dos universidades madrileñas ya han puesto a disposición de los internautas sus repositorios: la Complutense y la UNED.

FUENTE: La Vanguardia Digital citada en DivulC@T.com.

Fuente: La Vanguardia Digital

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba