Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Educación >
Rating: Rating: 4.6 - Votos: 7
24/06/2009
El lenguaje de mi bebé
 Vote:
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

Entrevistas y Noticias 
Estimulación temprana del lenguaje
Conversación con la Dra. Beatriz Valles, terapista del lenguaje, para conocer el mejor modo de estimular el desarrollo del lenguaje en nuestros niños
ESCUCHAR AUDIO

El lenguaje de los bebés comienza desde muy temprana edad con balbuceos y sonidos vocálicos, que son una serie de respuestas ante los estímulos del ambiente.
A menudo pensamos que no es importante dirigirnos al bebé con explicaciones y haciendo buen uso del lenguaje, ya que "no nos va entender"; pero esto resulta ser un error.

Es de gran importancia platicar con los bebés, incluso desde el vientre materno, permitiendo al pequeño familiarizarse con la voz de los padres, y para conocer así los sonidos del lenguaje.
Esta comunicación debe permanecer a lo largo de la vida de sus pequeños, primordialmente en el primer año de vida, donde obtiene la motivación esencial para el desarrollo del lenguaje:

En el primer año de vida ( 0 a 12 meses) explicamos al bebé lo que hacemos diariamente: los quehaceres domésticos, lo que hacemos con él (alimento, baño, etc.), y lo más importante, le decimos que lo queremos, y que nos gusta lo que hace; alabamos cada logro.
- Le cantamos canciones y leemos cuentos, le mostramos imágenes para que las relacione con palabras, como cuando le mostramos la foto de mamá. Contestamos cualquier balbuceo del bebé, y hacemos pausas cuando "platicamos" con él para dar tiempo a que nos responda.
- Como recomendación, la pronunciación del adulto debe ser clara, con voz suave y procurando exagerar las gesticulaciones, con la intención de que el bebé nos imite.

En el segundo año de vida ( 12 a 24 meses) los pequeños incorporan varias palabras a su lenguaje, pero también se comunican por medio de señas o gestos.

Es muy común que utilicen para todo una sola palabra, o simplemente señalen lo que quieren, y papá o mamá lo interpretan y se lo dan. Los adultos no debe caer en ese juego, sino ayudarlo a hablar:
- Es recomendable decirle el nombre de las cosas antes de dárselas: "¿quieres agua? ¿si? Dime: dame agua....aaagua" y esperar un momento para que el bebé lo intente; si lo hace le decimos lo bien que lo ha hecho, y le damos entonces el agua; si no dice nada, de cualquier manera le damos el agua, pero seguimos haciendo lo mismo cada vez que pide algo; poco a poco aprenderá a pedir, y luego, con nuestra ayuda, a dar las gracias.
- En caso de que el bebé conozca y use palabras, se le debe insistir poco a poco que pronuncie correctamente; igual que nosotros; le hablamos con dulzura, pero no hablamos "chiple". Hablar por teléfono con alguien que le resulte familiar, animándolo a responder y hacer preguntas, conversar acerca de su día, etc. Grabar su voz con un celular, computadora, etc. y después permitirle escucharse a sí mismo, diciéndole: "esa es tu voz".
- La mejor manera de incrementar el lenguaje del bebé es hablando con él, preguntarle cosas y esperar una respuesta, es decir, hacer pausas, y luego alegrarnos mucho cuando nos conteste.

A partir del tercer año de vida ( 24 a 36 meses) los niños incorporan más frases elaboradas a su lenguaje. Comienza la etapa de los cuestionamientos "¿Por qué...?", tal vez esto resulte cansado para los padres, pero debemos ser conscientes que los pequeños se encuentran expectantes de conocer e investigar todo lo que les rodea, por este motivo es importante que nuestras contestaciones sean correctas para no limitar su aprendizaje.
- Un ejercicio de estimulación distinto que se puede aplicar con el niño, es ponerlo frente al espejo, y el adulto detrás de él; vocalizar exageradamente para que el pequeño observe e imite los movimientos; se pueden pronunciar varios adjetivos como bonito, feo, alto, bajo, etc., y aplicarlos al adulto o al niño.
- También en esta etapa es tiempo de que el pequeño comience a conocer las palabras de cortesía "gracias", "por favor", etc.
- Si al pequeño le es complicado pronunciar algunas palabras, se pueden practicar inventando canciones divertidas, para acostumbrar al niño con el sonido y pronunciación.
- Por lo general, en esta edad, los niños suelen confundir los conceptos del tiempo: Mañana, ayer, hoy, etc. Para ayudarlos podemos hacer con ellos un collage de imágenes dividido en tres partes, que cada uno represente los diferentes momentos del día, y las actividades que se realizan en cada uno de ellos. De igual forma se pueden introducir actividades poco frecuentes que se llevaron a cabo el día anterior, o las del día siguiente, para ayudarlos a construir el significado del tiempo, y las palabras que los representan.

Finalmente, destacamos una vez más la importancia de la comunicación con los niños y niñas, y dirigirnos a ellos empleado un lenguaje correcto, claro, sencillo, pero sobretodo afectuoso, en su expresión y entonación.

Artículo original de espacio-bb.blogspot.com.


NdE

¿Cómo fomentamos el desarrollo del lenguaje?

El lenguaje también se fomenta con ejercicios de estimulación temprana.

· Principalmente, brindándoles afecto, atención y confianza.

· Hablándoles a los niños desde que nacen, aún antes que ellos puedan respondernos.

· Respondiendo a sus gestos, miradas, sonrisas y sonidos.

· Intentando comprender lo que nos están comunicando (a través del llanto, los sonidos, los gestos) y respondiendo en consecuencia, creando un diálogo.

· Aprovechando cada momento del día, mientras comen, lo bañan, lo cambian, juegan, para comunicarse.

· Contándoles cuentos, cantándoles canciones, recitándoles rimas, haciéndolos participar.

· Haciendo juegos con sonidos, canciones, títeres, etc.

· Brindándoles libros desde pequeños. Desde los libros de figuras (de plástico, cartón o tela) hasta los libros de cuentos, didácticos, etc.

· Nombrando los objetos, los juguetes que usan, la comida cuando comen, etc. Alentando el uso de las palabras para pedir las cosas.

· Haciéndoles preguntas, y alentándolos a hacerlas.

· Escuchándolos cuando nos hablan, resistiendo la tentación de interrumpirlos o corregirlos constantemente.

· Brindándoles oportunidades de estar y jugar con otros niños.

· Hablándoles con palabras reales, en lenguaje adulto.

· Mostrándoles fotos de familiares y personas conocidas nombrando a cada uno por su nombre

Más del mismo autor en tumundovirtual.wordpress.com. Artículo amparado con Licencia Creative Commons, reconocimiento 2.5.

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

Erika Pacheco, Ivonne Zapièn, Perla Ballesteros - espacio-bb.blogspot.com



Comentarios
cecilia rivadeneira - 11/05/2011 - 4:50:33 PM
hola estuve mirando el lge de los bb y me encanto porque tengo una nena que va a cunplir 2 años y habla bastante y comparo con lo que dice el art. y vamos muy bien gracias y cariños....

1 comentarios para este artículo.

Realice su comentario aquí
Nombre y Apellido:
Comentario:
IMPORTANTE:
  1. Los comentarios no reflejan la opinión de tecnologiahechapalabra.com, sino la de los usuarios, y son ellos los únicos responsables de las opiniones aquí presentadas.

  2. El usuario acepta ceñirse al Código de Conducta de TecnologiaHechaPalabra.com cuyo contenido ha leído y acepta en toda su extensión.

Ver histórico de Artículos

  Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Educación > Ir al principio  




ENCUESTA
¿Cuánto tiempo puedes estar sin tu celular?
  
  
  
  
  
  
  
Ver resultados








Home | Audio y Video | Publicidad | Suscripción | Titulares | RSS - Tecnología Hecha Palabra (THP) | Foros | Nosotros | Contáctenos
Condiciones de uso y Aviso Legal | Privacidad | Código de Conducta | Accesibilidad | Mapa del Site

'Publicación Tschernig ® Derechos reservados © Copyright 2005-2017 Tschernig' Desarrollado por: